Tocino de Cielo

Tocino de Cielo
Se cuenta una historia que dice que el tocino de cielo se elaboró por primera vez en un convento en el año 1324. Se dice que fue en Jerez de la Frontera, y que por esa época, los bodegueros utilizaban clara de huevo para clarificar el vino. Entonces, como les sobraban muchas yemas, se dice que se las llevaban a un convento de la zona, hasta que a alguien del clero se le ocurrió cuajar las yemas y creó el primer tocino de cielo.
  • Ponemos 50 gramos de azúcar en una cacerola, y le añadimos 2 cucharadas de agua fría. La ponemos al fuego y formamos un caramelo líquido. Iremos notando que poco a poco se va oscureciendo el azúcar y formando el caramelo. Dejamos enfriar un poco y lo añadimos al molde que vayamos a utilizar, cubriendo toda su base.
  • Por otro lado, ponemos al fuego en otra cacerola, 250 gramos de azúcar, 250 mililitros de agua y un palito de canela. Llevamos a ebullición, y dejamos hasta que se forme un almíbar.
  • Batimos las nueve yemas de huevo junto con el huevo entero, con una varilla manual. Luego vamos incorporando poco a poco al almíbar sin dejar de remover. Es importante añadirlo poco a poco, porque de no ser así, se podrían empezar a cuajar los huevos. Cuando lo tengamos todo bien mezclado y batido, lo pasamos al menos dos veces por un colador, antes de incorporarlo al molde. Después lo pondremos al baño María hasta que quede bien cuajado. Si lo hacemos al horno, tardará aproximadamente unos 45 minutos. Mientras que si lo hacemos dentro de una olla a presión, con solo 20 minutos una vez que haya alcanzado la temperatura máxima, será suficiente. Eso sí, si lo hacemos en la olla a presión, el molde tendrá que estar provisto de tapadera, porque si no el exceso de vapor nos estropeará el tocino de cielo.
  • Una vez que haya cuajado bien, lo dejamos enfriar y lo meteremos en frigorífico al menos unas 4 ó 5 horas. Si lo dejamos de un día para otro, mejor que mejor.
  • Ahora toca disfrutar de este delicioso postre.
Bon Appétit. 

INGREDIENTES

9 yemas de huevo
1 huevo entero
300 gr de azúcar
Agua
1 palito de canela

7 comentarios:

  1. Que curioso historia la del tocino de cielo, sea cual sea su origen es delicioso

    ResponderEliminar
  2. Muy curiosa la historia no la conocia, vaya que no sabian los monjes, Para mi es un manjar me chifla, besos

    ResponderEliminar
  3. He oido hablar de esa historia, y la verdad que tiene , su logica, a ti te ha quedado un tocino, delicioso, con un aspecto divino. Mil besicos

    ResponderEliminar
  4. es uno de mis postres prefreridos...te quedo estupendo! un beso

    ResponderEliminar
  5. Chus me gusta la historia
    y x supuesto el tocinillo tiene k estar delicioso
    a mi me encantaaaaa

    bsos

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Curioseando he llegado a tu blog y veo que hay muchas cosas que me gustan, así que si no te importa te seguiré visitando.
    Por cierto... este tocino de cielo es genial!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Que tocinillo mas rico, me quedo, un gran beso.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...